Cómo limpiar y planchar los pañuelos de seda

Cómo limpiar y planchar los pañuelos de seda

Para los amantes de la moda, los pañuelos de seda son una auténtica joya. Especialmente si hablamos de un pañuelo de seda con un significado especial, o un regalo de una persona querida. Por eso, para conservarlos en perfecto estado, es importante saber cómo lavar pañuelos de seda.

Sigue este paso a paso para saber cómo limpiar pañuelos y disfruta de este tesoro sin dañar su suave tejido ni sus fantásticos colores.

Paso a paso: Cómo limpiar un pañuelo de seda

¿Has adquirido uno de nuestros maravillosos pañuelos de seda estampados y te gustaría saber cómo limpiarlo y plancharlo? Aunque este material es algo delicado, lo cierto es que con cuidado y cariño, no será necesario llevarlo a una tintorería para lavarlo. No obstante, si la prenda es un fular de seda o un pañuelo con mucha historia, que ha pasado de generación en generación, quizá sea buena idea dejar su lavado en manos profesionales.

Cómo limpiar pañuelos de seda al completo

Si la prenda tiene mucho trote y queremos lavarlo para que luzca y huela como nuevo, te aconsejamos limpiar el pañuelo de seda a mano. Para ello, sigue estos pasos:

-Llena un barreño de agua fría y diluye en él un poco de detergente para prendas delicadas.

-Asegúrate de remover bien el producto, para que no deje ninguna mancha en el pañuelo o fular de seda.

-Sumerge el pañuelo hasta que quede completamente empapado. Remueve el pañuelo hasta que salga espuma y el pañuelo absorba bien el detergente. En este paso no frotes el pañuelo, ya que esto podría suponer deformar las fibras de seda.

-A la hora de aclarar los pañuelos de seda, lo ideal es vaciar el agua sucia e ir aclarándolo con agua fría hasta que no salga espuma de la prenda. Pero siempre con mucho cuidado para no que no se deforme. Para ello se tendrá que coger el pañuelo de manera uniforme.

Tips para secar un fular o pañuelo de seda

Estrujar o escurrir un pañuelo de seda puede suponer el fin de esta prenda tan única y especial. Así que desde nuestra tienda online de pañuelos te recomendamos que una vez lavado, lo tiendes de manera uniforme, para que quede bien parejo. Intenta que quede bien nivelado, y siempre que sea posible, cuélgalo de forma horizontal.

Otro tip importante después de conocer cómo lavar la seda, es no utilizar pinzas para colgar la prenda de este material en el tendedero, ni tampoco dejarlo al sol. Las pinzas de la ropa pueden estropear su delicado tejido, mientras que el sol directo podría apagar los colores del pañuelo de seda.

¿Cómo planchar pañuelos de seda?

Una vez tengamos el pañuelo de seda seco, o un poco húmedo, es el momento de plancharlo. Eso sí, con mucho mimo y cuidado, como venimos haciendo hasta ahora.

Antes de proceder al planchado, asegúrate de que tanto la plancha, como la tabla de planchar estén perfectamente limpias. Para que el pañuelo no se manche ni se queme, se puede utilizar una prenda de algodón, como una sábana, y colocarlo entre la plancha y el pañuelo de seda.

Recuerda planchar el pañuelo por la cara de atrás, ya que hará que el colorido del fular de seda perdure más tiempo. Si el pañuelo de seda está húmedo, no será necesario humedecer el paño protector, y si está seco, podemos humedecerlo. Para este paso, pondremos la plancha en el programa Silk o prendas delicadas.

Ya que tienes tu pañuelo de seda bien limpio y planchado, es el momento de guardarlo allí donde no le dé la luz directa del sol.

Conclusión

Si sigues todos estos pasos, podrás disfrutar de un pañuelo de seda para hombre, o mujer, durante muchos, muchos años en perfectas condiciones.

¿Te animas a darle un toque más especial a tus looks?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *