Propiedades de la seda

los pañuelos y fulares de seda también cuentan con grandes propiedades para la piel y la salud. ¿Conoces los beneficios de la seda?

Nuestros pañuelos de seda no solo son alegres, elegantes y atemporales. Gracias a la seda natural con la que los confeccionamos, los pañuelos y fulares de seda también cuentan con grandes propiedades para la piel y la salud. ¿Conoces los beneficios de la seda?

Son muchos los beneficios y ventajas de usar seda. Y es que, aunque esta fibra sea algo delicada, merece la pena apostar por ella, tanto en accesorios de moda como los pañuelos, como en ropa de cama o pijamas.

Propiedades y beneficios de la seda en la piel: Hipoalergénica y antiácaros

Una de las grandes propiedades de la seda en la piel es que es un tejido muy resistente a los ácaros y las bacterias: No produce olores ni absorbe el polvo. Además, no daña las pieles sensibles, secas o irritables, lo que supone una gran ventaja para las personas alérgicas a los tejidos sintéticos que sufren eccemas.

Las prendas de seda transpiran de forma natural y previenen el exceso de calor

Las personas muy calurosas o que viven en climas muy cálidos, también deben saber que la seda absorbe y transfiere el exceso de calor y humedad y por tanto. Esto es especialmente útil cuando se utiliza ropa de cama de este tejido, ya que mantiene un ambiente muy cómodo cuando se duerme.

La seda permite expulsar la humedad al exterior, evitando que se genere moho y malos olores.

Regula la temperatura del cuerpo

Este tejido natural es un excelente regulador de la temperatura. Gracias a su efecto aislante, permite mantener la temperatura del cuerpo. Cuando hace frío, el calor se mantiene dentro de la seda gracias al aire que hay entre sus hilos.

Ventajas de usar la seda en personas con afecciones respiratorias

A diferencia de muchos otros tejidos, la seda no desprende partículas ni sustancias que puedan afectar a las vías respiratorias. Esto supone una gran ventaja para todas las personas con afecciones respiratorias, además de ayudar a prevenir estos problemas de salud.

La seda es ligera y relajante

¿Quién no se relaja disfrutando del suave y ligero tacto de la seda? Gracias a sus componentes naturales, la seda proporciona una agradable sensación de suavidad, que ayuda a relajar el sistema nervioso y a sentirse mejor.

Un confort máximo

La seda es la fibra natural más fina, ligera y flexible que existe. Esto hace que se trate de un tejido muy confortable, que no ejerce ningún punto de presión sobre nosotros. De esta manera, facilita el movimiento natural del cuerpo, haciendo que sea muy cómoda de usar.

Además, la seda se adapta perfectamente a la forma del cuerpo, por lo que además de ser cómodo, es un tejido muy favorecedor.

La seda es resistente y duradera

Aunque se trate de un tejido muy ligero, la seda es también estable, resistente y muy duradera por naturaleza. Se trata de un tejido que no se deforma ni hace bultos, manteniendo siempre una superficie lisa.

Gracias a estas propiedades de la seda, las prendas fabricadas con este tejido resisten genial al paso del tiempo. Por lo que cuando compras un pañuelo de seda de nuestra tienda online de pañuelos, estás adquiriendo un complemento para toda la vida.

Conclusión

Siempre que se cuide como es debido, la seda es un tejido muy duradero y que conserva genial su suave textura, brillo y colores. Por eso es tan importante guardarla de forma adecuada, en un lugar no expuesto al sol, puesto que la luz solar puede debilitar su estructura.

¿Te faltaban razones para adquirir uno de nuestros pañuelos? Esperamos que te haya gustado conocer un poco más sobre este tejido tan especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *